Por qué casi todo lo sazonamos con sal?

Por qué casi todo lo sazonamos con sal?

salymas Por qué casi todo lo sazonamos con sal?

Es algo tan habitual como preguntarse: ¿Por qué respiramos? el punto es que nuestras rutinas alimenticias no serian lo mismo sin este preciado condimento.

Cuando probamos alguna preparación y avisamos que le falta sabor, pues nada mejor que añadir una pizca de sal. Las papas fritas no serian lo mismo sin ella, y para qué decir de los asados o barbacoas donde es la sazón que predomina. Para entender bien su funcionamiento, debemos saber de que está compuesto.

La sal de cocina químicamente es cloruro de sodio, o sea estamos en presencia de moléculas de cloro y sodio que al contacto con líquidos (como nuestra saliva) liberan iones que hacen choque eléctrico y  otorgan su matiz de gusto típico, suena algo ciencia ficción pero así funciona esto.

***

Entonces ¿por qué seguimos sazonando con sal y no podemos abandonarla? Pues es herencia de nuestros antepasados que solían comer sus alimentos sin aliño alguno. Y en un instante ocurrió aquel momento impacto donde tenían la costumbre de lavar pescados, carnes y verduras en las aguas del mar. Descubrieron que les daba ese sabor único y adictivo que los incitaba a hacerlo con casi todos sus alimentos. Es por esa razón que hasta el día de tenemos aquella costumbre, solo que ocupamos la versión de agua de mar evaporada, o sea las variedades de sal de mesa disponibles; aunque en la industria tenemos otros productos que dan un sabor salado diferente al conocido, como las sales potásicas (componente de la sal baja en sodio), fosfato de sodio (ídem), salsa de soya (porotos de soya fermentados en sal), etc.

Ahora la dicha, ¿solo echamos sal para conseguir un sabor salado? El cocinero bien sabe que no es así, utilizamos mucho una frase denominada potenciador del sabor o sea que al sazonar estamos realzando el sabor de nuestras comidas para que los apreciemos mejor y sean más apetecibles para su consumo, y bien sabemos que tenemos otros potenciadores de sabor en las alacenas, como ajinomoto (glutamato monosódico) y azúcar (para las sustancias con glúcidos)

sprinklesome 229x300 Por qué casi todo lo sazonamos con sal?

Y para finalizar, ¿existe una cantidad justa de sal para añadir a cada preparación? Son pocas las recetas que determinan un gramaje exacto, pues siempre se ha hablado que la sal debe ser a gusto. Aunque hoy en día se discuta que cada alimento posee una cantidad “x” del condimento con el cual queda en su punto justo de sazón, lo que en el lenguaje de vanguardia gastronómico se conoce como poner a punto de sal. La discusión quedará pendiente pero será mejor quedarnos con nuestros propios gustos y saber la cantidad necesaria de ingesta de sodio en nuestro organismo.

[ad#Google Adsense-486]

Author: Heinz Wuth

Share This Post On

12 Comments

  1. Lo malo de la sal es que el sodio causa trastornos como retención de líquidos e hipertensión arterial. Por eso existe una sal especial “de dieta” que es amarilla y se le llama comúnmente “sal de apio”. Su nombre químico es yoduro de potasio.

    Post a Reply
    • Este es un buen dato el que entregas.
      Gracias por tus comentarios y tus aportes.

      Post a Reply
  2. Lo malo de la sal es que el sodio causa trastornos como retención de líquidos e hipertensión arterial. Por eso existe una sal especial “de dieta” que es amarilla y se le llama comúnmente “sal de apio”. Su nombre químico es yoduro de potasio.

    Post a Reply
    • Este es un buen dato el que entregas.
      Gracias por tus comentarios y tus aportes.

      Post a Reply
    • Gracias por tus datos y complementos del post.

      La verdad prefiero sal gruesa como muchos (por su crocancia!)… pero quimicamente ambos son lo mismo, la sal comun jamas dejará de ser Cloruro de sodio, se diferencia de otras sales marinas por su contenido en otros minerales que lo complementan y dan aquel sabor unico.

      Post a Reply
    • Gracias por tus datos y complementos del post.

      La verdad prefiero sal gruesa como muchos (por su crocancia!)… pero quimicamente ambos son lo mismo, la sal comun jamas dejará de ser Cloruro de sodio, se diferencia de otras sales marinas por su contenido en otros minerales que lo complementan y dan aquel sabor unico.

      Post a Reply
  3. Alguna vez han probado la Sal de Colima? Es una sal baja en minerales, obtenida de la espuma creada al agitar el agua de mar, una “sal hueca”, que potencializar el sabor del alimento sin obtener ese sabor salado que pica un poco la lengua.

    Es utilizada en los mejores restaurantes de México, quien tenga la oportunidad de usarla, se los recomiendo mucho. Además no es tan cara como otras sales, sólo $10 pesos mexicanos aprox.

    Post a Reply
    • Wow. Es un producto del cual no habia escuchado. Investigaré mas para ver sus propiedades. Gracias por tu aporte!

      Post a Reply
    • Coincido contigo, es una sal muy buena y tiene cierto alcance internacional para los “consumistas” de sal de mar ;)

      Post a Reply
  4. hOla buen día, interesante artículo. Les recomiendo probar la sal de mar de “Pacific Salt”, esta empresa es relativamente nueva… La sal es recolectada a mano en Cuyutlán, Colima. Como bien dijeron en un comentario anterior al mío, la sal de Colima se caracteriza por ser una sal natural muy buena. La sal de “Pacific Salt” contiene una cantidad baja de sodio a otras sales, y no se le adiciona ningún elemento a los que ya contiene naturalmente y tiene un blanco puro. Si quieren información sobre la marca, me dicen y los contacto con la empresa. Buen día.

    Post a Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>